jueves, 2 de diciembre de 2010

Desarrollo Fisico Y Salud en la Edad Adulta Tardia

¿Por que envejece la gente?

La esperanza del mayor alargamiento e de la expectativa de una vida saludable depende de unmayor conocimiento de lo que sucede al cuerpo humano con el paso del tiempo. Al inicio de la edad adulta, las perdidas fisicas por lo regular son tan pequeñas y tangraduales que apenas se advierten. Con la edad , las diferencias individuales se incrementan. El inicio de la senectud ( un periodo marcado por declinaciones obvias en el funcionamiento corporal asociadas en ocasiones con el envejecimiento) varía de manera considereble.
La mayoria de las teorías acerca del enevejecimeinto biológico caen en dos categorias: teorías de programación genética y teorías de tasa variable.

La teoria de programación genética explica el envejecimeinto biologico como resultado de una secuencia de desarrollo determinada genéticamente. Por otra parte la teoria de tasa variable explica el envejecimeinto biológico como resultado de procesos que varían de un apersona a otra y son influidos por el mabiente interno y externo; e ocaciones se denominan teorías del error.

CAMBIOS FISICOS

Los cambios en el funcionamiento orgánico y sistémico son sumamente variables, entre individuos y dentro de éstos. Algunos sitemas corporales declinan con rapidez, otros lo hacen dificilmente. El envejecimeinto, junto con el éstres c´ronico, deprimen el funcionamiento inmunológico haciendo a la gente vieja más suceptible a los resfriados, la neumonía y otras infecciones respiratorias y menos probable de protegerse de ellas.

Por otro lado, el sistema digestivo permanece relativamente eficiente. Entre los cambios más serios se encuentran los que afectan al corazón. Su ritmo tiende a hacerse más lento e irregular, a su alrededor se acumulan depósitos de grasa que interfieren con su funcionamiento, y la presión sanguínea a menudo aumenta.

Otro cambio que afecta la salud es la declinación en la capacidad de reserva, una capacidad de respaldo que ayuda a los sitemas corporales a funcionar hasta sus límites en momentos de estrés. Con la edad, los niveles de reserva tienden a caer y muchos ancianos no logran responder a las demandas fisicas adicionales con tanta rapidez o eficiencia como antes.


FUNCIONAMIENTO SENSORIAL Y PSICOMOTOR

Aunque algunos ancianos experimentan declinación aguda en el funcionamiento sensorial y psicomotor, otros encuentran que su vida diaria prácticamente no cambia. Los deterioros tienden a ser más severos entre los viejos de edad avanzada. Los problemas visuales y auditivos pueden privarlos de actividades, relaciones sociales e independencia, y los deterioris motores pueden limitar las actividades cotidianas.

Visión:  Mucha gente anciana tiene problemas para percibir la profundidad o el color o para realizar actividades diarias como leer, coser, hacer compras y cocinar. La pérdida en la sensibilidad visual de los contrastes causan dificultad para la lectura de caracteres muy pequeños o muy claros. Los problemas de visión tambien ocasionan accidentes y caídas.

La mayoría de los problemas visuales (incluyendo la ceguera) son causados por cataratas, degeneración macular relacionada con al edad, glaucoma o retinopatía diabética. Mas de la mitad de las personas mayores de 65 años desarrollan cataratas, áreas nubosas u opacas en el cristalino del ojo que a la postre causan visión borrosa. La degeneración macular relacionada con la edad, en la cual el centro de la retina pierde gradualmente la habilidad para distinguir los detalles finos, es la causa principal de deterioro visual irreversible en lo anciano. El glsaucoma es un daño irreversible al nervio óptico causado por el aumento de la presión en el ojo; si no se trata puede ocacionar ceguera.





Audición: Cerca de 43 por ciento de los ancianos tienen pérdidas de audición, causadas a  menudo por la presbiacusia, una reducción en la capacidad para escuchar sonidos de tomo alto que se relacionan con la edad. La presbiacusia hace difícil escuchar lo que otra gente dice, en especial cuando existe la competencia de ruido de la radio, la televisión o de varias personas habalndo a la vez.

Gusto y olfato: Con frecuencia el gusto depende de lo que pueda oler. Las perdidas en ambos sentidos son una parte normal del envejecimiento.



     Pese a lo que se suele pensar la salud de las personas de esta edad es bastante buena, pues el 68 % de la población de adultos mayores está sano y sólo un 5% se encuentra en un estado de invalides o postración, el resto tienen ciertas enfermedades o limitaciones, pero siguen siendo autovalentes (Araneda, 1995), el problema es que muchas de las enfermedades que se asocian con las vejez son enfermedades crónicas que han sido adquiridas aproximadamente a los treinta años, como es el caso de la artritis, diabetes, enfermedades cardiacas, reumatismo, lesiones ortopédicas, alteraciones mentales y nerviosas.
 
Por lo tanto, el envejecimiento en sí mismo no es una enfermedad y la mayor parte de las personas ancianas gozan de buena salud, aunque no se puede negar que el envejecimiento está acompañado de cambios físicos y que incrementa la posibilidad de desarrollar enfermedades crónicas, debido a que el equilibrio orgánico es más frágil. Algunos de los cambios físicos son : declinación de las funciones sensoriales y perceptivas, disminución de la estatura, propensión a la osteoporosis en las mujeres, atrofia de las glándulas sebáceas del rostro, pérdida de la adaptación al frío y al calor, disminución de la fuerza y rapidez para realizar actividades físicas, las paredes de las arterias se endurecen y se reduce su elasticidad, los mecanismos inmunológicos que difienden de las infecciones y también del cáncer pierden eficiencia (Revista Creces, 1998).
 
 El ejercicio, una buena dieta, evitar el cigarrillo y el alcohol, pueden ayudar a las personas a ampliar la parte activa de su vida y a que sean más resistentes a enfermedades crónicas, que pueden llegar a ser fatales.
 
En cuanto a la sexualidad, gracias a recientes investigaciones en el adulto mayor, se ha dado cada vez mayor importancia a la expresión sexual, al comprobar que ésta no sólo sirve a propósitos físicos, sino que también a asegurar a ambos miembros de la pareja el amor del otro, así como su comprensión y la sensación de que sigue estando vigente su vitalidad, lo que en definitiva contribuiría a elevar la autoestima de cada miembro de la pareja. (Papalia, 1990).
 
De esta manera, los estereotipos populares que plantean que los años de la vejez son asexuados, son infundados puesto que en la práctica, existe un número elevado de personas adultas, que después de los sesenta y cinco años permanecen interesadas y activas sexualmente. En definitiva, si bien es cierto que las relaciones sexuales en la tercera edad son diferentes en frecuencia e intensidad, las cuales disminuyen producto de signos biológicos y físicos, la satisfacción y consistencia de la misma se deberá principalmente a como haya sido el comportamiento sexual durante la juventud.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada